Patrimonio Arquitectónico

El centro histórico de Puebla o Zona de Monumentos Históricos de Puebla es un polígono de 6.9 km que se considera origen de la capital poblana. Dicho centro fue declarado zona de Monumentos Históricos en 1977​ por decreto presidencial, para después ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 11 de diciembre de 1987.

Se encuentra en la ciudad de Puebla de Zaragoza, ubicada al pie del volcán Popocatépetl y fundade en 1531. Entre sus numerosos inmuebles, destacan algunos que lucen en su fachada una armoniosa combinación de ladrillos con azulejos y relieves artísticos en argamasa blanca. La preservación de este patrimonio urbano-arquitectónico fue la razón por la que el centro histórico de Puebla ingresó en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.

El centro histórico aún conserva mucha arquitectura colonial novohispana. Varios de los edificios más antiguos fueron gravemente dañados tras el terremoto de 1999, y posteriormente reparados; sin embargo, algunos de ellos volvieron a sufrir daños durante ell terremoto de 2017.

De todos los edificios coloniales, el más impresionante es la Catedral de Puebla, construida en un estilo neoclásico. La Capilla del Rosario, en la iglesia de Santo Domingo, es un ejemplo del barroco dramático mexicano. Otros lugares importantes son El Barrio del Artista, donde se producen las artes locales, y el Centro y el Zócalo, donde se encuentran la Catedral de Puebla y el Palacio Municipal.

El centro histórico poblano también posee 2619 monumentos históricos registrados en 391 manzanas; de ellos, 57,3 % está conformado por oficinas, residencias que datan del siglo XIX; los inmuebles de las centurias XVI, XVII y XVIII representan respectivamente 1,1 %, 23,4 % y 18,2 %. Esto quiere decir que podemos seguir disfrutando ampliamente de este valioso patrimonio arquitectónico, conservado por más de cuatro siglos, y que le ha merecido a Puebla ser nombrada Relicario de América.